PREGONES  Y
 HEMEROTECA DE      MÁGUEZ

 

INICIO

SALUDO ALCALDE

PRESENTACIÓN

PREGONES

AGRADECIMIENTO

MÁGUEZ

PRENSA

LA SOCIEDAD

REFER. HISTÓRICAS

CARTELES

OCIO

FOTOS ANTIGUAS

DATOS INTERÉS

PERSONAJES

ENLACES

AUTORES


DATOS  DE INTERÉS NOTICIAS DE PRENSA FOTOS VÍDEOS

BREVE HISTORIA DE LA SOCIEDAD “CENTRO DEMOCRÁTICO DE MÁGUEZ”

Por Gregorio Barreto Viñoly

         Todas las comunidades de vecinos, han tendido siempre a buscar momentos de esparcimiento o diversión, de los modos más adecuados y sanos posibles, en atención a los medios de la época y lugar de referencia, y de entre ellos, la práctica del baile popular en los pueblos, ha sido uno de los mejores medios para festejar  ratos de ocio.

            Antiguamente no habían Sociedades como se sucedieron más tarde, a partir de los años de 1920, y entonces las fiestas se hacían en casas particulares que tuvieran un almacén o una habitación grande, y así, refiriéndonos al pueblo de Máguez, digamos que los últimos lugares conocidos en que se celebraban bailes antes de crearse la Sociedad,  fueron las casas de Don Faustino Betancor Feo, en la hoy Calle de San Pedro, la casa de Doña Antonia Rodríguez Rodríguez, en la confluencia de la Calle de Santa Bárbara y de Tahoyo, cuyo lugar concreto era conocido por “El Triunfo”, la casa de Don Julián Betancor Villalba, en la Calle Cuatro Esquinas, la casa de Don Juan Bautista de León León, en la confluencia de las Calles de Santa Bárbara y de San Pedro, y con mayor importancia de último, un Almacén de Don José María Feo Barreto, ubicado en la confluencia de las Calles de Las Casillas y la de Luis Morote.

            Estos lugares de baile, normalmente eran muy cortos, y normalmente sólo pasaban a bailar, de cuatro a seis  parejas, porque no había espacio para más,  porque las madres iban a llevar a sus hijas y se ponían detrás y ocupaban bastante espacio con sus sillas, y ellas no podían fallar porque eran las responsables de vigilar a sus hijas para que se portaran bien. A veces las chicas no tenían madre y se iban acompañadas por una tía, una hermana mayor, la abuela, o una vecina, y todo estaba custodiado por un guardián, conserje o portero, siendo su denominación más peculiar la de “Cabo de Vara”, aunque también habían otras denominaciones para este guardián, que tenía que controlar los hombres que entraban a bailar, y cuando salían. También llegaron a hacerse bailes utilizando “Eras”, adecuándolas y en especial en épocas de verano.

            En el año de 1930, vino de Maestro destinado a Máguez, un joven muy activo y dinámico, que se decía era catalán, pero que realmente era valenciano, del pueblo de Castielfabib, con muchas ganas de hacer cosas, y fue entusiasmando a las gentes del pueblo, para que se juntaran y fueran capaces de llegar a la creación de una Sociedad de Cultura y Recreo, y así se fue entusiasmando la gente.

            La creación de la Sociedad deseada, nació de una reunión que se celebró en la trasera o Era de Don Manuel de León y León, en la noche del 21 de Diciembre de 1931, movida por una convocatoria girada por el indicado Maestro Don José Fornas Sánchez, a la que asistió mucha gente, con todo fervor y entusiasmo, y se acordó efectivamente la creación de la deseada Sociedad de Cultura y Recreo, denominándose “Centro Democrático de Máguez”, por lo que se pusieron en marcha  todos los mecanismos para la Constitución Oficial de dicha Asociación, bajo la Presidencia del principal promotor de esta iniciativa, Don José Fornas Sánchez, quedando convocados de nuevo para asistir el día 27 de Diciembre, para firmar el Acto de Constitución de dicha Asociación.

            El día 27 de Diciembre de 1931, se reunieron en el mismo sitio anterior, los promotores de dicha Asociación en número de 68, siendo la gran mayoría de Máguez, con algunos de Haría, e incluso de otros sitios, y vaya la siguiente relación:

            Manuel Acosta García, Francisco Acuña Peraza, Antonio Barreto Feo, Marcial Barreto Figueroa, Andrés Barreto, Víctor Barreto Feo, Narciso Barreto Figueroa, Santiago Barreto Feo, Román Barreto Feo, Pablo Barreto Figueroa, Gregorio Barreto Barreto, Juan Betancor Feo, Faustino Betancor Feo, Juan Betancor Rodríguez, Andrés Betancor Reyes, Julián Betancor Villalba, Antonio Betancor Villalba, Francisco Bonilla Curbelo, Andrés Bonilla Luz, Pedro Borges Torres, Salvador Borges Dorta, Eloy Concepción Fontes, Juan Manuel Curbelo Barreto, Rafael Curbelo Villalba, Juan Curbelo García, Eulogio Dorta Montero, José María Feo Barreto, Rafael Feo Perdomo, Anacleto Fernández Alpuín, Martín Fernández, Carlos Figuera Rivera, Roque Figueroa Fernández, Celedonio Figueroa Fernández, José Fornas Sánchez, Abelardo De León Clavijo, Antonio De León Pérez, Marcial De León, Juan Pablo De León Guerra, Francisco De León Peraza, Manuel De León Y León, Pablo Lorenzo Perdomo, Pedro Luzardo Cabrera, Dionisio Martín Rivera, Gregorio Martín Doreste, Pedro Niz Luzardo, Benito Perdomo Delgado, Rafael Perdomo Robayna, Juan Perdomo Figueroa, Santiago Pérez Betancor, Gabriel Pérez López, Martín Pérez Rivera, Josefa Pérez Rivera, Bernardo Quesada Acuña, Juan Ramírez Perdomo, Juan Rivera Borges, Pablo Rivera Borges, Leandro Pérez Rivera, Sebastián Rivera Borges, Tomás Rivera Villalba, Facundo Rodríguez Pérez, Manuel Rodríguez Figueroa, Antonia Rodríguez Rodríguez, Salvador Romero García, Nicasio Romero Toledo, Fernando Socas Clavijo, José María Torres Luzardo, Manuel Torres Luzardo Y Ambrosio Viñoly González.

            Esta iniciativa no sólo era de entusiasmo y alegría, ya que había que comprometerse a aportar dinero, y así todos se comprometieron a aportar su parte, que no era poca para aquellos tiempos, pues había que aportar 500 pesetas, en unos tiempos difíciles, pero que no era como algo a donar, sino que se facilitaba a la Sociedad, en calidad de préstamo con interés, y cuyas cantidades fueron devolviéndose luego a sus acreedores, poco a poco,

Esta Asociación tenía a la vista, como primeros gastos, la compra de la casa que entonces era propiedad de Doña Margarita Barreto Figueroa, en la Plaza de Máguez, que antes había sido vivienda de Don Julián Perdomo Feo, y también de su yerno Don Pablo Reyes Perdomo.

La Sociedad, una vez posesionada de la propiedad, tenía que hacer la obra de un Almacén para Salón de Baile, que se hizo al sur de la casa, teniendo la mala suerte de que la pared Sur, que se había hecho con piedra y barro, muy grande y muy alta, no resistió un temporal de viento fuerte que vino, y se cayó, ante la tristeza del Albañil encargado de las obras, Don Francisco Bonilla Curbelo, pero no obstante, con penas y trabajos se llevó a cabo el deseo que había entre los socios, que era el de inaugurar el local en la fiesta de San Pedro de 1932, y así se hizo, y todos felices.

La propiedad de la Sociedad fue ampliada luego, mediante compra, también por el Sur, a Doña Josefa Curbelo Barreto, donde primero se hizo la verbena sin techo, para fiestas y luchadas, pero que resultó una gran expansión de la propiedad que ya había.

           

 

 
 
InicioSaludo Alcalde | Presentación | Pregones | Agradecimientos  | Máguez | Carteles  |   Prensa  | Referencias Históricas | La Sociedad  |Ocio |  Fotos | Datos de interés | Personajes | Enlaces | Autores |

Web Realizada por Oscar Torres
Autores:  Oscar Torres  y  Jesús Perdomo